Exigimos un alto a las agresiones contra las bases zapatistas.

Aquí estamos, las mujeres magonistas,

las rebeldes de siempre,

enemigas tenaces de la injustica.

 

Las mujeres triquis, chinantecas, tacuatas, mixtecas, zapotecas, mixes y nahuas del Consejo Indígena Popular de Oaxaca “Ricardo Flores Magón “, CIPORFM condenamos los ataques que sufrieron nuestros hermanos y hermanas bases de apoyo zapatistas del municipio autónomo Lucio Cabañas en Ocosingo ocurrido el sábado 22 de agosto de 2020 por el grupo paramilitar llamado Organización Regional de Cafeticultores de Ocosingo, ORCAO quien robó e incendió el Centro de Comercio zapatista, encabezado por el líder del grupo paramilitar, Tomás Santis Gómez responsable de las agresiones y violencia que viven las comunidades zapatistas.

Exigimos al gobierno federal y estatal detenga a los agresores, se haga justicia y no se sigan violentando los derechos de los pueblos indígenas zapatistas; porque nadie tiene derecho de despojarlos de su tierra donde viven y trabajan donde han derramado sangre por defender la madre tierra y hasta hoy en día están en pie de lucha.

Ante esta situación nosotras las magonistas les decimos que no están solas, sabemos que las mujeres bases de apoyo zapatistas son quienes sufren más la violencia de los grupos paramilitares y caciquiles al servicio del gobierno. Como decimos nosotras no sabemos leer ni escribir, pero tenemos muchas manos y un solo corazón para luchar y si no hay justicia para los pueblos zapatistas que no haya paz para el gobierno.

Por la reconstitución y libre asociación de nuestros pueblos.

Consejo Indígena Popular de Oaxaca “Ricardo Flores Magón”

CIPO-RFM.

Santa Lucia del Camino, Oaxaca a 29 de agosto de 2020.