Acompañamiento internacional

Es importante para nosotros dejar muy claramente establecido lo que entendemos por acompañamiento internacional para que no se generen confusiones o expectativas en otro sentido, sino el que realmente tiene en el marco de como estamos considerando nosotros esta actividad, que por cierto, no obedece a gustos o deseos, sino que intenta responder a una realidad de nuestros pueblos y a condiciones propias de nuestra organización.

Empezaremos por hacer una distinción entre acompañamiento y observación. Para nosotros observar es estar un poco desde fuera, de manera pasiva en las comunidades. Manteniendo hasta cierto punto un papel imparcial. La observación lleva a lo sumo el registro de los sucesos en cada realidad.

El acompañamiento entrama un poco más de compromiso, cierto tipo de actuación, que no corresponde a un miembro de la organización o de la comunidad, pero que tampoco se reduce solo a mirar lo que sucede a su alrededor, sino que camina a nuestro lado, a lado de la organización y de la comunidad. Es decir, el acompañamiento es ir uno junto al otro, involucrarse en lo que nos invitan, ser parte del proceso de crecimiento, es estar con el otro, comer con el otro, vivir con el otro, aprender con el otro. Acompañarse es pués vencer la soledad del uno y del otro, sentir y saber que no estamos solos, sino que hay alguien siempre junto a nosotros.
En tal sentido el acompañamiento para nosotros implica involucrarse de algún modo en la vida cotidiana de la organización y sus miembros.

Sabemos que esto representa el riesgo de que se conozcan como son nuestros pueblos y nuestra organización, sus virtudes y contradicciones y, por lo tanto, que puedan desilusionarse quienes pudieran haber pensado que la lucha o la vida indígena, en sus miembros, organizaciones y comunidades es la ideal, donde no existen contradicciones y todo es felicidad. Sin embargo, nosotros pensamos que la única posibilidad de que podamos construir redes globales de rebeldía al neoliberalismo pasa porque los movimientos y las personas se encuentren en contextos reales y que aprendan y construyan y suenen en el mismo contexto.

Por eso nos hemos fijado la necesidad de construir un modelo de solidaridad de ida y vuelta, donde cada uno de los participantes demos lo que tenemos y lo que haga falta lo construimos, por ejemplo las comunidades magonistas somos profesionales de la esperanza y el optimismo así como expertos en resistencia pacífica, entre otras cosas, y eso aportamos a los que nos visiten.
Quienes nos acompañan nos protegen con su presencia, además de que nos enseñan lo que saben en la computación, en la lengua, en el campo, en la panadería, en la salud, en la educación, en infinidad de saberes que ellos tienen.

Así las cosas, nuestra idea de acompañamiento tendría los siguientes…

PROPÓSITOS

LOS TIPOS DE ACOMPAÑAMIENTO

METODOLOGÍA PARA PARTICIPAR EN EL ACOMPAÑAMIENTO

LOS ACOMPAÑANTES INTERNACIONALES

LOS COMPROMISOS DEL CIPO-RFM/ COMUNIDAD

 

Consejo Indígena Popular de Oaxaca “Ricardo Flores Magón”
CIPO-RFM