SIEMPRE SE VA PARA ALGUN LADO.

Hace pocos días acaba de terminar el festival de cine Latinoamericano, donde una buena cantidad de películas y documentales nos trajeron a la vista y al corazón parte del mundo que existe allá en el sur.

Así por ejemplo, en la película con que se inauguró la muestra, LAS VUELTAS AL CITRILLO encontramos estos elementos, amén de reconocer que Felipe Cazals sigue fiel a su estilo y los espectadores no podemos mas que confirmar: las vueltas al citrillo son también las vueltas de Cazals a su bien conocido oficio de tocar con rudeza la realidad mexicana, motor de sus películas, pero particularmente en el Apando, Canoa y Bajo la Metralla. Claro, al final de la exhibición gustamos de la charla con Giovanna.